h1

El comentario del Lic del River 5- SL 0

noviembre 6, 2006

Hola amigos:
Hace tiempo que no veía tanta gente en el Monumental, con tanta lluvia. Nuestra popular estaba repleta. No sé lo que pasaba arriba nuestro donde revoloteaban los cuervos, pero
ni los escuché por lo cual no sé si vinieron a la cancha.

Que partido muchachos. De esos de que todo el mundo en el futuro, dirá, yo estuve, y llenarían varias veces el glorioso estadio.

Carrizo que la para con el pecho, emulando al gran Amadeo, cuando se la tiran desde
lejos, nos hace pensar que la moral está bien pero bien alta, y que la lluvia sería lágrimas
de alegría y jolgorio.

Antes de los 10, River nos sorprendió a todos con su planteo de jugar la pelota al pié,
toque y toque y siempre segura pero buscando el arco rival. En dos minutos acabamos
precozmente con el rival, que atrás no sabía como marcar. Ferrari entraba en moto, por
su andarivel, Bellusci que siempre lo habilitaba, centro, Saja que estaba cansado por el
precalentamiento antes del partido, que como premonición, todo lo que le pateaban
entraba ante el jolgorio de la Centenario media, la mira pasar como buscando a la vieja
que estaba en la cueva, y Zapata, sí, el carrilero por derecha, le cabecea y a gritar.

No habíamos terminado, y los dos backs de Ruggieri, chocan entre sí, se la dan al Tecla,
tiro cruzado y adentro. Y bueno gol y gol. A partir de aquí empezó el Ole y el Ole, dado
que la circulación era perfecta y el dominio del campo total.

Pese a no tener mucho medio, dado que Ahumada no pesaba, los tres de atrás
funcionaban y se cubrían mejor que un relojito suizo sumergible. Y los laterales, Zapata y
Ferrari eran de otra Galaxia.

Si Higuain hubiera estado más preciso con el último tiro, podríamos haber hecho no
menos de tres goles más en este lapso. Pero no, nos quedamos en un peligroso 2-0 he
iban 30 minutos.

Pero, siempre hay un pero. Elizondo decide no dirigir mal, dado que cuando esto ocurre,
se perjudica a ambos lados por igual. Directamente decide dar vuelta el partido, cobrando
todo al reves, con la complicidad de los líneas que nos sacan fuera de juego a rollete, y
cada pelota disputada terminaba en foul en nuestra contra.
Y la frutilla de la torta bostizondera, fue el penal que Elizondo nos cobra en contra.
Carrizo se anticipa a Silvera, toma la pelota, se sigue deslizando por el estado del campo,
el cuervo que se toma de Nasuti, no salta, se tira a la pileta y con agua y….viene Saja a
patear.

El sutil Tuzio le dice que hacer a Carrizo, que ataja el segundo penal consecutivo que le
tiran, y todo el estadio comienza a gritar, en lugar de Amadeo, Carrizo, Carrizo…y
acordándose de la madre y de la abuela del soplapitos.

En el entretiempo comentábamos que podía pasar, y todos coincidimos que había que
hacer uno más para terminar el trámite.
Ellos metieron 2 cambios y se vinieron. No teníamos control del medio, pero sí de la
contra, y bueno, jugadon por abajo, y Zapata que la pica sobre Saja, como si supiera. Los
goles caían de punta igual que la lluvia. Viva Zapata,  tronó el estadio, al fin lo reconocen
como se merece.

Y tras cartón se pide que ingrese Ortega, y Passarella nos hace caso, sacando a Bellusci
Para qué. La primera la hace bien y pica en diagonal.
En la segunda se la tiran larga, la para de pecho, le hace un sombrero al marcador y se
la tira de globo sobre el Chino Saja, para que gritemos un gol de antología. Confieso, que
no solo a la Tarne mujer se le llenó los ojos de lágrimas, por la belleza del tanto pero
también por su significado, yo pedí un limpiaparabrisas dado que veía todo empañado y
quedé sin voz de tanto gritar.
La hermosura de este golazo, hará que me quede viendo la TV para volver a verlo, para
que quede grabado en mi retina y en mi recuerdo por todos los años que aún me restan
vivir.
Ya estaba Méndez en la cancha por Higuain y luego el Fede por Zapata que se fue
ovacionado.

Y para poder mostrar toda la mano, el pelado Méndez se manda una doble bicicleta, casi
sobre la hora, y se la deja servida para que el Tecla, moje por segunda vez, bah, una
manera de decir, dado que llovía torrencialmente.

Mucha gente, mucha lluvia, mucha alegría, en uno de los mejores partidos de River en el
campeonato. Por eso la multitud los despidió con mucho cariño, que con la mano de
Passarella la vuelta vamos a dar y no se olvidaron de los cuervos a los cuales
despidieron con una foto y algo roto.

Para terminar, las declaraciones de Elizondo, al terminar el partido. “Y muchachos, hice
todo lo que pude por darles una manito”.  Pero esta vez, mal le pese, metimos 5 contra
viento, marea y el arbitro también.

River 5 – San Lorenzo 0 con histórico gol del burrito.
                Lic. Alberto Bursztyn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: